El Sembrador
Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán. Salmos: 126:5
Cuentas para avisos y contribuciones solidarias: 0000000000
Usted es el visitante n°: 36047
Seguinos en:
CORRIENTES
Jubilados: condenados y estafados
Mail para unirse y reclamar en conjunto la restitución del 82% móvil y la exención del pago del Impuesto a las Ganancias.
 
Un jubilado, por definición, es una persona que ha trabajado gran parte de su vida y en lugar de disfrutar del total de sus ingresos ha aceptado que el estado le retenga una parte para que al llegar a la vejez, otros en principio y luego él mismo, puedan cobrar un haber previsional que les permita vivir con dignidad.
Ese es el concepto y el sentido que tiene tanto el aporte como la jubilación. Por eso es que en los países serios, las personas de la tercera edad no solamente viven muy bien sino que además gozan de excelentes coberturas de salud que les permite acceder a una atención preferencial en los centros más avanzados del país.
En síntesis, ser jubilado merece consideración especial de parte del estado, la devolución de todos sus aportes en servicios de calidad que aseguren el bienestar físico y psíquico a los trabajadores que se han ganado ese derecho.
¿Qué sucede en nuestra querida Argentina?
Todo lo contrario, los fondos del sistema previsional se utilizan para financiar la actividad política, la obra pública y los préstamos que nunca se devuelven.
Por eso es que un jubilado/a que ha trabajado 30 años o más, hoy se siente condenado y estafado por un estado que en lugar de solucionar sus problemas, se los crea, pagándole un haber mensual que no llega a los 4500 pesos (la tercera parte de la canasta familiar) y cuando tiene la posibilidad de incrementarlo con una pensión de su cónyuge, el gobierno del presidente Macri ha decidido que pague impuesto a las ganancias para quitarle una parte.
Es decir que no basta con impedir que cobre el 82% móvil como decía la ley antigua, sino que además, si percibe otro beneficio hay que mandarle la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) para quitárselo.
 
El pseudo aumento
El gobierno anterior para disimular esta situación, anunciaba como un gran logro para los pasivos, aumentos del 15% y era aplaudido y festejado por una multitud… de jóvenes militantes de 20 años… que no tienen la menor idea de las necesidades de un adulto mayor y la miseria que ese aumento significaba sobre el magro haber que recibían.
Una falta de respeto total, y como si fuera poco, se agudizó con el anuncio de que con los fondos del ANSES en lugar de restituir el 82% móvil, se iba a jubilar a quienes no habían realizado ningún aporte.
Aclaro que no se trata de cuestionar el beneficio dado a aquellos mayores que habían trabajado fehacientemente, no completaban los 30 años de aportes y necesitan ese ingreso para su subsistencia. Sí se cuestiona la jubilación otorgada, en igualdad de condiciones, a personas que jamás trabajaron, y lo que es peor, no necesitan ese dinero porque disfrutan de una buena posición económica comprobable, porque esa dádiva perjudica al resto.
Así son las cosas pero lo que más llama la atención es que luego de la intensa campaña política de 2015, el hoy presidente Macri había prometido llevar el haber mínimo jubilatorio al 82% móvil, y no solo no lo hizo, sino que anunció un vergonzoso aumento del 15% para el mes de marzo.
Los pasivos nos sentimos CONDENADOS a la miseria, a la injusticia y hasta la burla de un presidente que teniendo un sueldo de 100 mil pesos mensuales, y que por su excelente condición económica no lo necesita, aumentó el 30% de su haber sin tener la más mínima ética, vergüenza, ni respeto por las necesidades URGENTES de los jubilados que confiaron en su promesa.
SIN DEFENSA, también así nos sentimos, porque los trabajadores en actividad tienen la posibilidad de un sindicato que defienda y pelee por sus derechos, mientras que los pasivos carecemos de esa posibilidad.
¿Debemos por todo lo expuesto resignarnos a nuestra suerte, al olvido e indiferencia de quienes detentan el poder?
De ninguna manera, somos personas con mayor o menor fuerza física, pero pensantes y dignos de respeto. Esto sucede porque en Argentina, contrariamente a otros países, el ciudadano lamentablemente no exige, se resigna o se conforma con lo que le imponen, aunque no sea justo.
Llamo desde este lugar a unirnos para recordar y exigir nuestros derechos a quien corresponda (jubiladosporsusderechos@gmail.com). El ANSES fue creado para dar respuesta económica a los jubilados, sus fondos deben ser empleados para pago de haberes dignos y juicios (actualmente cajoneados y apelados injustamente para no pagarlos) y no para otros fines como se está usando.
Si el gobierno anterior hizo lo que no debía, que SÍ lo hizo, el actual que actúe y revierta el daño, que para eso se lo votó.
Los mayores NO PODEMOS seguir esperando, no TENEMOS TIEMPO.
Luchemos por nuestros derechos, podemos y debemos hacerlo.
 
Diana Spólita
Jubilada nacional
Autor: Diana Spólita