El Sembrador
Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán. Salmos: 126:5
Cuentas para avisos y contribuciones solidarias: 0000000000
Usted es el visitante n°: 36073
Seguinos en:
CATEGÓRICO E IMPERDIBLE
Kovadloff afirmó que si la causa Nisman no se aclara, el gobierno va a perder toda credibilidad

 
Al concluir su disertación sobre traducciones literarias en la Sexta Feria Provincial del Libro que se desarrolla en la escuela Centenario de la ciudad de Corrientes, el filósofo, conferencista, escritor, lingüista, ensayista, poeta, y traductor Santiago Kovadloff dialogó con El Sembrador sobre la denuncia y el crimen del fiscal Alberto Nisman, la impunidad, el funcionamiento del poder judicial, la política internacional, el terrorismo, la falta de liderazgo en occidente y el último golpe de estado en Turquía.
¿Se lee más o menos que antes?
- La pregunta que debemos hacernos es qué se lee, qué políticas se deben desarrollar desde el Estado para fomentar la lectura y qué tipo de ciudadanos queremos crear: si consumistas, supeditados a un partido político o solidarios.
¿Usted cree en el concepto de crisol de razas?
- No, no creo en el concepto de razas ni de crisol. Creo que los hombres no se dividen en razas. Las características étnicas o llamémosla biológicas que puedan tener las distintas configuraciones anatómicas de lo humano para mí no son un rasgo determinante de una cultura. Lo que la define son los valores convivenciales que esa cultura evidencia en relación a lo que no es ella misma tanto como a lo que son sus propios integrantes.
¿Cree que Macri es un estadista?
- No, creo que Macri está tratando de aprender a ser un estadista.
¿Qué opinión tiene del caso Nisman?
- Argentina es un país que se caracteriza por la impunidad de sus delitos. Este gobierno tendrá el porvenir ético que tenga la causa Nisman. Si esta causa no se aclara este gobierno va a perder toda credibilidad ética, porque es el gobierno que se ha presentado como el que asocia la dimensión de lo ético al cumplimiento de lo político. Creo que no solo esta causa sino la denuncia contra la ex presidenta Cristina Fernández está en manos profundamente decididas de ciudadanos que son verdaderos fiscales de la Nación y tienen intención de reabrirla como Ricardo Sáenz y Germán Moldes. Creo que ellos y personalidades como Lilita Carrió y Margarita Stolbizer son figuras que no van a permitir que estas dos causas queden estancadas ni en el olvido ni en el encubrimiento y eso por una razón fundamental que tiene que ver con esto: el asesinato de un fiscal de la Nación solo puede ser redimido mediante el esclarecimiento ya no de la forma en que lo mataron sino de lo que se quiso perseguir, matándolo. Esto es lo que Argentina tiene que aclarar si aspira a tener porvenir.
¿Qué opina de la denuncia de Nisman y que el juez Daniel Rafecas se niegue terminantemente a reabrirla a pesar de los pedidos que se han hecho otros magistrados?
- Precisamente eso, creo que a Rafecas no le conviene reabrir la causa porque él representa intereses que están reñidos con el esclarecimiento de lo que llevó al asesinato de Nisman. De hecho Moldes, era un fiscal que tenía la causa en sus manos junto con otros dos y fue el único que consideró que la causa tenía validez y debía ser llevada al parlamento argentino.
¿Usted piensa que esta causa puede ser reabierta por este gobierno?
- Voy a hablar como ciudadano: exijo que sea reabierta. He vivido toda mi vida para reconciliar a la política con la ética en lo que hace a mi condición cívica. No voy a retroceder ahora.
¿Por qué Francia y Alemania son focos del terrorismo internacional y no otros países de Europa?
En primer término porque su vulnerabilidad es mayor. En segundo lugar porque allí se concentran posibilidades de llevar adelante estos atentados por parte de personas que unen a su decisión de matar, la decisión de morir. En consecuencia, me parece a mí que nosotros tenemos que tratar de entender que la acumulación de terroristas en territorios como el de estos dos países tiene muchísimo que ver con un hecho muy importante que es que la decisión de combatir al terrorismo que han tomado estas dos naciones en los terrenos ocupados por el ISIS fuera de Europa occidental, es decir en Medio Oriente.
¿La estrategia es correcta?
- Me parece que hay políticas defensivas muy mal planteadas en lo que hace a la defensa del orden interno. Europa, Estados Unidos, occidente en su conjunto están en guerra, estamos en guerra con el terrorismo internacional, tenemos que entender la modalidad de esta guerra y no pensar que estamos delante de personas cuyas características se agotan en caracterizaciones psicopatológicas del estilo que son depresivos, maníacos, de que son personas frustradas. Esas no son categorías políticas que sean útiles para enfrentar lo que sucede.
¿Qué debe hacerse?
- Estamos delante de personas que tienen una concepción de la política reñida con la democracia occidental y se aprovechan que los valores democráticos están muy debilitados en esta parte del mundo. En consecuencia se produce una conjunción de elementos: democracias occidentales que hasta ayer fueron pioneras en la construcción de sus valores, hoy debilitadas por ausencia de liderazgos que entiendan lo que significa en este momento la crisis y sociedades profundamente fatigadas por el tema de la guerra que aspiran a refugiarse en un individualismo atroz, tratando de entender que lo que pasa no le sucede a ellos y que lamentan que estas cosas pasen en occidente porque afectan sus vacaciones. La gente dice hoy: no puedo ir a Francia porque no es seguro pero mirá vos…que grave, no me puedo tomar vacaciones en París. Ese no es el problema, el tema de fondo es que occidente está siendo trasnfigurado doblemente: primero por un concepto puramente consumista que hizo de estas grandes capitales centros de un turismo verdaderamente abocado no a conocer sino a consumir y en segundo lugar está siendo transfigurado por un terrorismo que fragmenta o quebranta la vida cotidiana e impide que uno sepa donde está aún estando en el lugar que creyó conocer siempre. Se sienta Usted en un café y no sabe quién lo va a asesinar. Porque el enemigo que lo va a hacer es igual que Usted, no tiene necesariamente otro aspecto.
¿Qué opina del golpe de estado en Turquía?
- Me parece que ese golpe tuvo una finalidad primordial que es otorgarle la suma del poder público a Recep Tayyip Erdogan. Creo que no estuvo orientado por una voluntad democrática porque sería una contradicción total. La democracia se conquista a través de otros procedimientos. Cuando se emplea la fuerza para derrocar a un dictador es muy difícil que quienes llevan a cabo estos procesos representen valores democráticos. Usted me dirá ¿pero entonces cómo lograr que el Poder democrático se constituya? Tratando por todos los medios de generar condiciones cívicas propicias para que se manifieste el pueblo. Erdogan para mí ha ganado con esto la posibilidad de no ponerle límites a su poder individual. Si uno analiza la forma en que ha procedido en el campo educativo, en el de los medios de comunicación y en el de los fiscales de la Nación, advierte hasta qué punto ha concentrado en sus manos la suma de ese poder.
¿Es cierto que Turquía financió a ISIS?
No tengo probado que Turquía tenga con el Estado Islámico una relación de solidaridad. Al contrario, más bien creo que los pactos que recientemente han hecho Israel y Estados Unidos con el gobierno turco y el que también hizo la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) con Turquía, van en sentido contrario. De todas maneras, todavía hay dificultades para su incorporación a la Unión Europea y el pasaje no es tan homogéneo.
¿Qué opina de los silbidos que hicieron los aficionados turcos cuando se hizo un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del atentado terrorista en Francia?
- Es probable que en el caso de un partido de fútbol se produzcan este tipo de manifestaciones pero no conviene generalizar y voy a terminar recordando una anécdota: Una vez le preguntaron a Jorge Luis Borges qué pensaba de los alemanes y respondió “desgraciadamente no los conozco a todos”.