El Sembrador
Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán. Salmos: 126:5
Cuentas para avisos y contribuciones solidarias: 0000000000
Usted es el visitante n°: 36079
Seguinos en:
"EN UNA PALABRA"
Abodá
Trabajo y Adoración. Cuando uno se esfuerza para agradar a Dios y no a los hombres, se convierte en un sacrificio vivo y agradable capaz de afectar vidas.
 
A veces tengo la oportunidad de compartir la palabra de Dios con gente de negocios muy ocupada, que no tiene mucho tiempo para la Iglesia y les explico que en hebreo, el idioma en que fue escrito el Antiguo Testamento, la palabra ABODÁ significa trabajo y también adoración...
Cuando uno hace todo de corazón para Dios y no para los hombres, se convierte en un sacrifico vivo, agradable al Señor y nuestro trabajo puede transformarse en una forma de adoración.
No pienses que Dios no valora tus acciones, si estás buscando del Señor, aunque sea manejando un autobús, como gerente de un banco o detrás de un mostrador, estás llevando su Presencia por todo lugar.
Vidas son tocadas por tu actitud, testimonio, ejemplo y gozo. Ya vendrá el tiempo cuando estés libre para otras cosas y si fuiste fiel en lo poco se te va a confiar mucho.
Hoy eres de bendición en tu congregación, apoyando al pastor y a los líderes, animando a la gente con tus testimonios y ministrando alabanzas en el culto al Señor. Pero sobre todo siendo un fiel sacerdote en tu casa, un apoyo para tu esposa y una guía para tus hijos.
Gracias al Señor por tu vida, eres una luz en medio de las tinieblas.
Shalom
 
Pastor Aldo Marcelo Montenegro
Comunidad Cristiana Bet-el
Corrientes, Argentina
Autor: Aldo Marcelo Montenegro