El Sembrador
Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán. Salmos: 126:5
Cuentas para avisos y contribuciones solidarias: 0000000000
Usted es el visitante n°: 36082
Seguinos en:
NUEVOS BARRIOS PRIVADOS
Viviendas para integrar adultos mayores que viven solos
El proyecto comenzó a implementarse hace tres décadas en Europa, hoy ha tomado cuerpo y es exitoso en varios países. Consiste en vivir de manera comunitaria pero con viviendas independientes, complementadas por áreas comunes donde cada uno de los propietarios comparten servicios, actividades sociales, comedores, juegos de mesa, parrillas, etc. El “Cohousing”, como se lo conoce en Estados Unidos es planeado por un grupo de personas que deciden comprar un terreno en conjunto, lotearlo y construir pequeñas casas básicas y económicas.
En la mayoría de los casos, los que recurren a esta forma de vida son los adultos mayores que no tienen familia ni desean vivir en asilos. También hay quienes optan por esta alternativa porque tienen afinidad en algunas costumbres que consideran relevantes para su calidad de vida, por ejemplo: la ausencia de ruidos (música a alto volumen y todos los sonidos graves que producen golpes y vibraciones), animales, niños, etc.
Como se explicaba al principio, las viviendas son colaborativas y autogestionadas lo que fomenta el compañerismo y esto revitaliza a los adultos mayores ya que los integra socialmente, les permite participar en la vida de los demás, desarrollar el ingenio, la creatividad, el liderazgo y las ganas de vivir.
Es un sistema ideado para combatir la soledad, encontrar nuevos amigos y disfrutar de la madurez, creando el sentido de pertenencia tan importante para la salud y el bienestar humano.
Algunos testimonios son elocuentes: “queríamos envejecer junto a nuestros amigos. Hemos tenido la experiencia amarga de nuestros padres, hemos visto cómo en su vejez estaban muy solos. Aquí es al revés: lo difícil es cruzar un pasillo y no hablar con alguien, lo difícil es que no haya nada que te apetezca hacer”, explican José María y María Dolores, ambos viven en un cohousing en Salamanca.
“La vejez acecha cuando no tienes nada que hacer. Estar ocupados nos mantiene activos y en forma”, dice Jaime Moreno, adulto mayor que vive también en un cohousing de España, agregando que “aquí impera la solidaridad”.
 
“Ni hablar, al asilo no”
Es el grito que han comenzado a pronunciar los mayores españoles. Los asilos son lugares por lo general impersonales, donde el grado de dependencia es alto y donde todo está pautado. Además, muchas familias no pueden permitirse pagar esos lugares: una residencia privada puede costar unos dos mil euros al mes y obtener una plaza paga por el Estado es difícil. La prueba de ese cambio de mentalidad es que más de la mitad de los españoles mayores considera poco probable terminar en un centro geriátrico, según un estudio realizado por la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), una organización que agrupa a asociaciones de mayores de toda España.
A los ancianos españoles el cohousing les parece la opción más deseable para pasar sus últimos años.
 
Comentarios
Los comentarios en los sitios especializados en cohousing como los conocidos http://muhimu.es/comunidad/cohousing-viviendas-colaborativas-vivir-la-vejez-otra-manera/ o https://prairieskycohousing.wordpress.com/ son muy favorables:
Oscar Valero “una interesante propuesta. En mi familia se ha hecho realidad un proyecto que lleva más de 20 años cerca a Bucaramanga en Colombia. Todos (hermanos, tíos, primos, sobrinos) compartimos un lote. Cada familia ha construido su casa y hay zonas comunes. Esto ha fomentado la integración social entre los miembros”.
Susan Renna “¡Yo quiero! Vivo en Chapala, Jalisco, México.
Martha Nerea “Yo también quiero vivir en un conjunto para mayores y compartir la vida con gente de mi edad. Busco personas que deseen unirse al proyecto y vivir en la playa por ejemplo Pto. Morelos, Cancún, Playa del Carmen, incluso el estado de Jalisco o cerca de ahí. Mi correo nereaescultora@yahoo.con.mx
Fabián España “queremos saber si en Barcelona existe una comunidad Cohousing/ somos un matrimonio mayor y queremos vivir cerca de nuestra hija, pero independiente con personas de nuestra edad y aún podemos ser útil a la comunidad”.
La Asociación Jubilares explica que la clave del modelo de comunidad de cohousing es que el proceso de desarrollo de la comunidad sea verdaderamente participativo. Un cohousing, por definición, es autogestionado pero también autopromovido y diseñado para la vida comunitaria; la economía es privada (no es una comuna), no existen jerarquías (no hay líder, ni gerente…) y todo se resuelve por consenso.