El Sembrador
Los que siembran con lágrimas, con regocijo segarán. Salmos: 126:5
Cuentas para avisos y contribuciones solidarias: 0000000000
Usted es el visitante n°: 36069
Seguinos en:
DECLARÓ NULIDAD DE RESLUCIÓN MUNICIPAL
La Justicia ordenó restituir a Pintos como funcionario
A través de una sentencia ejemplar, el Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Corrientes ordenó al Municipio capitalino a restituir en el cargo de Director de Coordinación de Inspecciones a Rubén Aldo Pintos, un histórico funcionario que supo ganarse el respeto y la admiración de sus compañeros de trabajo y de vecinos de la ciudad que nunca lo olvidaron y siempre elogiaron su valor y honestidad.
La sentencia del máximo tribunal fue adoptada por unanimidad y quedó firme por lo que la comuna deberá acatarla.
En su argumentación, los ministros llegaron a la conclusión de que en el caso de Pintos no transcurrió el plazo de cinco años que preveía la norma de su designación para reemplazarlo y la Municipalidad no pudo justificar legalmente el motivo de su apartamiento antes del período estipulado. Por lo que declaró la nulidad de la resolución 2837/09.
Por tal motivo, también condenó al estado municipal a que le abone las diferencias salariales desde el 15 de mayo de 2009, fecha en que fue destituido de su función.
El cargo de director de Coordinación de Inspecciones actualmente es ocupado por el odontólogo Carlos Cánepa y se desconoce como hará el intendente Fabián Ríos para cumplir con la manda judicial.
Pintos estaba al frente de todos los inspectores y se ocupaba particularmente del control de la noche y especialmente del tema de los ruidos molestos, que por aquél entonces empezaba a asomar como una de las problemáticas que mayor conflicto producía entre la ciudadanía correntina.
Su apartamiento se produjo por reclausurar el boliche Zazueira (ya no existe), que se encontraba clausurado y sus propietarios habían ignorado la resolución del Juzgado de Faltas y seguían funcionando.
Uno de los sectores sociales que siempre pidió su reincorporación fue el de los damnificados por la violencia acústica, que precisamente, en el año 2009, decidieron formar la Asociación Unidos por el Silencio.
Su titular Jorge Echeverz, expresó “acompañamos la decisión del Superior Tribunal, es un acto de estricta justicia con un hombre íntegro que el único pecado que cometió fue el de cumplir con su responsabilidad”.